domingo, 26 de julio de 2009

En tu defensa



Violento compás de mi corazón
se producen con tus dolorosas palabras.
No quiero que la tristeza juegue contigo,
contigo, dulce cantar, contigo no.
Ya es suficiente que la pena nos golpee a nosotros,
los desterrados del paraíso, de la quimera,
pero tú, que comienzas tus sueños, tú no.
Te veo frágilmente abatido, sin ganas ya,
y yo, embrutecida, salvajemente indignada,
me niego a contemplar este crimen.
Es por eso que tomaré mis cuchillas
Y desafiaré a la malsana asesina
para que te suelte, para que te deje,
diminuta luciérnaga azul.
Hoy la anarquista pendenciera
se vestirá de negro, cristalizará su mirada
y con la sonrisa amarga, empezará el ataque
en tu defensa, por ti, para ti…


(Ce poème est pour toi, oui pour toi, un bon ami.)

7 comentarios:

Annie dijo...

Espíritu Azul:

Cuando se defiende
lo que se ama, valen
todas las tácticas
y estrategias.

Hasta un poema bello
como este...

Un Besote para vos
y para la diminuta
luciérnaga azul.

oscaralberto dijo...

La valentía que surge del corazón..

un beso grande
saludos

Cynthia dijo...

wow... me gustó la fuerza la entrega... realmente tiene un armado impecable que transmite esa pelea por lo que se quiere.

cariños
buena semana.
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

JR dijo...

Con mucha fuerza peleas en estos versos, lindo leerte.

Besos.

delfin en libertad dijo...

La fuerza y la certeza de defender lo que se quiere queda plasmado en éste bello poema. Un abrazo.

León dijo...

siempre con tus palabras tan hondas y sentidas, tenes algo siempre que te leo, esa sangre y esa intensidad, no lo pierdas, es un sello muy tuyo.

Gracias por la visita, nos estamos leyendo, que tengas un hermoso resto de semana. Un abrazo!

MAR dijo...

Tu regalo, compañera, es mucho más valioso que el mío, y en mi defensa, pues ya sabes, no tengo otra cosa que hacer.

Aunque tu también has de saber que los cielos no son sólo azules.

Un claro de luna para tus oídos...

Le rayon de soleil.)