martes, 24 de noviembre de 2009

Compañera



La muerte es la única que se apiada de mí.
Sépase que es a la única que le permito esa emoción.
No quiero la lástima falsa de los demás
por eso, sólo he de dejarla hablar a ella,
para que me entregue la clave para el descanso,
para mi paz.
La muerte es la única que me ofrece una esperanza.
Es mi más sincera compañera en estos grises días…

1 comentario:

delfin en libertad dijo...

Siempre he dicho que la muerte es mi amiga y no le temo, es constante y da oportnidades cuando nadie se las pide porque pasan de largo y con temor, pero ella está ahí atenta siempre. Ella tiene ciertos privilegios.Me gusta. Un abrazo.