domingo, 7 de junio de 2009

Lo que tú deseabas




Tú querías abatir mis alas lastimadas,
verlas sangrar más de lo que ya habían sangrado.
Apagabas mi primavera esperanzada
en abandonos, ignorancias y desencantos.

Tú querías que yo me hiciese sombra
y claudicara por espinosos llanos,
mas la vida se negaba a esta desgracia
entregándome al candor de una mirada.

Tú querías que me ahogara en la amargura
y le susurrara solitaria a la veleidosa muerte.
Querías oír mis gritos de locura,
ante el desgarro de mis agotadas sienes.

Sin embargo, esta vez mi suerte te negó tu gran jugada,
permitiéndome volar lejos de tus pretensiones,
enterrando para siempre la desesperanza
de encontrarme con tus despreciables sueños
.

7 comentarios:

Noray dijo...

Excelente poema.

Quien pretendiera hacerte tanto daño
debe estar condenado al olvido.

Un abrazo

PS: Feliz nuevo blog

Gabiprog dijo...

Hay senderos y hay zancadillas.
Cuando alguien nos empuja demasiado, debemos escapar de las cunetas.

Un abrazo.

mabel casas dijo...

un poema intimista que trasmite
fuerza para negarse al abismo

la única forma de curarse es jugar antes
dela perversa jugada del otro y salirse
pasarse del otro lado lafrontera diaria
donde nunca más ser alcanzado por la locura que nos enreda
buen decir!
saludos

Cynthia dijo...

Ahora me doy cuenta corazón de donde te seguia, se abrieron ahora son dos blogs...
bueno estaré en cada uno...

besos y buen comienzo... es tiempo de volar a nuevos tiempos.

cariños.
muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

TORO SALVAJE dijo...

Que alegría que no lo consiguiera.
Debes sentirte feliz.

Ando despistado en este blog... no sé quien eres, lo siento.

Saludos.

Amly dijo...

Parece que con el cambio de blog, cambiaron tus impresiones..
Cuidate todo lo doloros se esfuma ..

salvadorpliego dijo...

Fuerte y tajante ese cierre.
Bien por estas letras. Te felicito.